En lo que va del año se tomaron muestras a más de 4.000 animales

La acción implementada por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción busca controlar el estatus sanitario ganadero de San Luis. Además se acompaña con asesoramiento técnico a más de 1.000 establecimientos  beneficiados con el Plan de Fomento Productivo Rural.

El ministerio acompaña y promueve el crecimiento de los pequeños productores de San Luis.

El ministerio acompaña y promueve el crecimiento de los pequeños productores de San Luis.

La cartera productiva lleva adelante desde que comenzó esta gestión una política de reactivación del sector agropecuario a partir del Plan de Fomento Productivo Rural, que acerca a los pequeños productores una serie de kits para ayudarlos a mejorar sus emprendimientos.

Tras un exhaustivo relevamiento, cada uno eligió qué tipo de asistencia prefería, así pudieron mejorar sus corrales, sumar animales, terminar su vivienda o su baño, emprender una huerta o una explotación de frutales, tener energía solar a través de paneles o, incluso, comenzar con alguna nueva actividad como la cría de gallinas ponedoras y la producción de huevos.

En materia sanitaria, el Gobierno provincial reforzó el asesoramiento técnico y la distribución de los programas de ayuda para mejorar la sanidad animal de los rodeos, manteniendo y consolidando el estatus sanitario de la provincia, y así aumentar los índices de producción. Sus técnicos realizan toma de muestras en animales para detectar enfermedades zoonóticas (aquellas que afectan a la salud pública) y ponen en riesgo al poblador rural, como también patologías que atacan en forma directa la producción caprina, ovina, porcina y bovina, produciendo grandes pérdidas económicas por los bajos índices de preñez, abortos y muertes dentro de los rodeos.

En el transcurso del año, los veterinarios ya visitaron 165 establecimientos agropecuarios de pequeños productores, en los que recolectaron muestras de 4.106 animales en todos los departamentos de la provincia. Las muestras se remiten al Laboratorio del Campo, que cuenta con habilitaciones oficiales para realizar un correcto diagnóstico sobre brucelosis en todas las especies, toxoplasmosis, la enfermedad de Aujeszky, artritis y encefalitis caprina, además de enfermedades venéreas en toros, triquinosis, neosporosis y anemia infecciosa equina, entre otras.

Luego de mucho trabajo, el Gobierno puntano ya tiene un mapa sanitario claro y ataca con precisión sobre los pocos flancos débiles que aún restan. Así, de a poco fue erradicando la brucelosis en los corrales caprinos del departamento Ayacucho y, con el Plan Toro, removió los rodeos animales con enfermedades que afectan el aparato reproductivo (venéreas) y los repuso por otros sanos y de mejor genética en Dupuy, Pedernera, Pueyrredón y Belgrano, una movida que no tuvo costos para los criadores bovinos, que ahora cuentan con mejores padres de plantel para elevar los índices de preñez y obtener terneros más sanos y precoces.

También, trabajan intensamente para combatir las faenas caseras de cerdos, que en muchos casos desembocan en personas afectadas de triquinosis, una de las patologías más peligrosas que se transmiten de los animales a los seres humanos. Los porcinos también sufren de Aujesky, una enfermedad que afecta los índices productivos de las piaras, aunque no impiden enviarlos a faena, por lo que aquí también el Ministerio interviene reemplazando los padrillos afectados.

Estos planes están destinados a pequeños productores de baja escala comercial, por lo que es necesario acompañarlos en su actividad para hacer más eficiente su trabajo, promoviendo técnicas de proceso, sanidad en animales e incorporándolos a las actividades comerciales que realiza el Ministerio, a través de emprendimientos como la Feria de Pequeños Productores.










Nota y fotos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

2018-08-06T16:55:30+00:00