El Consejo Apícola Provincial trabaja en nuevas estrategias para el sector

Por iniciativa de los representantes de las asociaciones que lo componen, el consejo se reunió para determinar un plan de acciones a largo plazo que fortalezca la apicultura en la provincia.

Esta comisión, presidida por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, determina políticas necesarias para el desarrollo del sector en la provincia. La reunión convocó a las cooperativas de San Luis Apícola del Norte (Quines-Candelaria), Apícola Río Quinto (Villa Mercedes), Asociación Apícola de Valle del Conlara, SENASA, Secretaría de Agricultura Familiar y alumnos de apicultura de la Escuela Agrotécnica de Naschel, que asistieron en calidad de oyentes.

Durante el encuentro se abordaron los siguientes temas:

– Taller Regional Plan Estratégico Apícola (PEA) 2030, realizado en Mendoza, en mayo. Conclusiones, acciones provinciales y regionales.

– Control bromatológico y comercial del mercado fraccionado provincial (mieles adulteradas).

– Trazabilidad de la miel. Nuevas normativas.

– Denuncias de apiarios abandonados.

“Nos reunimos porque creemos que podemos generar acciones que beneficien a los apicultores puntanos. Queremos idear un plan estratégico a largo plazo que abarque todos los temas relacionados con la apicultura en la provincia”, expresó el funcionario ministerial Agustín Martínez.

Los principales problemas que enfrenta la apicultura actualmente son las fluctuaciones en la rentabilidad del sector, que se hacen más marcadas en la situación actual del país; la disminución de la zona con flora apícola por el avance de la agricultura, el cambio climático y el uso de agroquímicos, entre otros.

“En San Luis, a diferencia de otras provincias, consideramos que el tema sanitario está superado, porque se viene trabajando en ello desde hace tiempo desde el consejo”, cometo Gastón Arribas, apicultor del Valle del Conlara.

Otro tema preocupante es la venta de miel sin registros, lo cual representa un grave peligro para la salud pública. “La educación del consumidor es clave para contrarrestar el avance de las mieles adulteradas”, comentó Guillermo Cozzarín, productor y docente en apicultura. “Debería diseñarse un plan de difusión sobre las características de la miel y sobre lo que se debe mirar en la etiqueta”, sugirió.

Además, se informaron los requisitos a cumplir por las salas de extracción a fin de seguir el origen de las mieles y lugares por donde pasa hasta su venta. Es un sistema que apunta a la exportación, pero que podría afectar también el comercio interno. Las pocas salas habilitadas en la provincia es otra de las preocupaciones del Consejo sobre las que se trabaja.

San Luis posee nueve salas de extracción habilitadas por SENASA, de las cuales tres prestan servicios a terceros. Además, la provincia posee 12 salas de extracción en proceso de habilitación.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

2018-06-28T14:32:42+00:00