Asistencia sanitaria al módulo productivo del pueblo huarpe

Personal técnico del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción comenzó con tareas de sanidad sobre los animales pertenecientes a la comunidad originaria, en el norte provincial.

Entre las tareas desarrolladas, los veterinarios del Ministerio muestrearon a 384 caprinos.

Ubicado en el límite con las provincias de San Juan y Mendoza, en el paraje conocido como La Tranca, se encuentra el establecimiento La Chilca. Son casi 7.000 hectáreas de una tierra árida, difícil, en la que cuesta armar una estructura productiva y donde conviven más de 50 familias descendientes del pueblo huarpe, una de las comunidades originarias de San Luis que siempre recibió el apoyo del Gobierno provincial durante las gestiones de Alberto Rodríguez Saá.

Entre las actividades que desarrollan para su subsistencia se destaca la cría de animales, como pequeños rumiantes (cabras y ovejas) y camélidos sudamericanos (llamas). Ante las dificultades que enfrentan para poder crecer y la necesidad de proteger la producción y la salud de los pobladores, los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción iniciaron tareas de saneamiento de los rodeos. En su última visita, muestrearon a 384 caprinos para determinar si tienen brucelosis, una enfermedad que produce abortos en las cabras y puede transmitirse al ser humano.

“Fue un trabajo agotador, ya que el número de animales es muy grande”, comentó el jefe del área Sanidad Animal, Juan Pablo Rey, quien estuvo a cargo de la actividad. “Nos encontramos con tantos animales que tendremos que regresar otro día para culminar con las ovejas y las llamas. Además hay caprinos que pertenecen a miembros huarpes pero se manejan de manera individual, y que son bastantes también”, agregó el veterinario.

Durante la visita, otro grupo de funcionarios realizó un relevamiento de las instalaciones y otros aspectos que podrían apuntalarse para ayudar a mejorar los índices productivos y las condiciones de vida de la comunidad. “Hay varios alambrados para reparar, como así también la necesidad de implantar pasturas para que cuenten con forraje y mejoren la condición corporal de sus animales”, comentaron desde el Ministerio.

Los corrales comunitarios cuentan con todas las comodidades para el trabajo intensivo con caprinos, además la comunidad tiene un silo que le permite mantener un buen nivel de reservas en épocas complicadas nutricionalmente, como son los meses de invierno. Con esta infraestructura obtienen cabritos de muy buena calidad y en cantidades más que interesantes.

El cacique Juan Carrizo estuvo acompañando a los funcionarios durante toda la actividad y colaboró activamente con los trabajos de campo. “Comercializar cabritos y otros productos que hace la comunidad en la Feria de Pequeños y Medianos Productores sería una buena salida comercial para nosotros”, comentó el hombre, quien agradeció especialmente “la intervención del Gobierno para lograr certificar nuestra sanidad y asegurar un producto de calidad para la gente”.

En los próximos días habrá más visitas a tierra huarpe para continuar con actividades similares, a fin de culminar con el saneamiento de todos los animales del establecimiento.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

2018-08-10T17:15:24+00:00